Loading...
Sobre Nosotros2018-04-10T17:38:24+00:00

Constitución

El Centro de Estudios Budistas Tibetanos Ganden Choeling (Alegre Jardín del Dharma) es una entidad religiosa sin fines políticos, mercantiles o lucrativos, iniciada en el año 1994 e inscrita en el Registro de Entidades Religiosas del Ministerio de Justicia con el No. 408-SG. Se rige por una asamblea general de socios, una dirección espiritual y una junta directiva; esta última es elegida por votos de los miembros asociados cada dos años, en una asamblea general.

El fundador y guía espiritual del C.E.B.T. Ganden Choeling fue el Ven. Kyabje Khensur Rimpoché Tamding Gyatso. Khen Rimpoché Tamding Gyatso fue enviado a España por S.S. El Dalai Lama en el año 1987.

Durante su estancia en Menorca fue invitado a dar enseñanzas en otras ciudades españoles e inició el Centro Shedrub Choeling Gandía, Centro Chakrasamvara Sevilla y Ganden Choeling Coruña.

Tras pasar al paranirvana, el Ven. Gueshe Tenzing Tamding asumió en el año 2002, como elegido sucesor de Khen Rimpoché Tamding Gyatso, el cargo de director y guía espiritual de sus centros en España. Desde entonces fundó unos quince Centros Budistas más en la Península y las Islas Canarias , también en Asia (Malasia, Singapur, Vietnam, Corea, Japón, Taiwán), Suramérica (Ecuador, Nicaragua, Colombia), México, Bulgaria. (Mira el enlace “Centro de Gueshe”)

Objetivo

El objetivo del Centro es proveer de un entorno propicio para el desarrollo mental, que despierte la espiritualidad y paz interior encontrando la felicidad verdadera o felicidad ultima y ayudar a todos los seres a salir del sufrimiento a través del método de la filosofía budista según la tradición Mahayana restaurada por el gran Maestro del S.XIV Lama Tsong Khapa. Se trata de trabajar contra la mente egoísta, la visión autoexistente, el enfado, la envidia, los celos, etc. Estas mentes erróneas según la filosofía budista son causa de que en el mundo no hay paz, ni a nivel de Gobierno, ni a nivel de sociedad y familia, y que resultan en guerras y maltratos familiares.

Estas enseñanzas son impartidas por maestros cualificados, formados en la tradición y el linaje ininterrumpido del budismo tibetano; todo ello, desde una perspectiva no sectaria y abierta a la interrelación y diálogo con todas las tradiciones espiritual del mundo.

Así mismo, el fin es la integración de la práctica budista a la vida diaria, adaptando su mensaje a nuestras necesidades vitales. Inspira a los practicantes a construir su bienestar a través de las diversas técnicas adaptadas a nuestra sociedad. La participación activa en la vida social introduciendo en ella una nueva ética inspirada en el desarrollo de los valores humanos a partir de una revolución interior.